cancelar

Inédito Masats

 

RAMÓN MASATS, INÉDITO Y CONSAGRADO.
Por Chema Conesa

La mejor y más consagrada producción fotográfica de Ramón Masats se concentró en una década a mitad del pasado siglo. La radicalidad de su mirada y sus planteamientos gráficos renovaron los fundamentos del lenguaje y afirmaron la mirada propia del fotógrafo. Había nacido la autoría en la fotografía documental.
En aquel momento, la fotografía aparentaba ser la realidad misma. La veracidad atribuida a la sola captación mecánica de la cámara suponía una verdad óptica indiscutible del documento fotográfico, y el trabajo del fotógrafo catalán hizo cuestionables todos estos términos.
El planteamiento de Masats no fue diseñado desde la racionalidad, la suya fue una decisión obstinada en expresarse de manera particular, alejada de cualquier influjo o corriente del momento de las que se declara absolutamente ausente. Una explosión de sensatez íntima en el manejo de un lenguaje intuitivamente adquirido, un soberbio talento expresivo alejado de cualquier doctrina académica que produjo un gran impacto en el panorama fotográfico del momento.
Hay que imaginar a un voraz Masats, llegado a Madrid desde su Cataluña natal, donde se ganaba la vida en el negocio familiar de pesca salada, dispuesto a comer todos los días de un oficio al que mira de frente, despojado de pretensiones artísticas, y que afronta sus encargos para Gaceta Ilustrada, o la Secretaría de Turismo con decisión de narrar, con vocación de comunicar, consciente del uso de sus imágenes. Y podemos constatar hoy su enorme capacidad de producción en esa década al añadir un armario repleto de negativos y vintages. descubierto en su propio domicilio.
Se trata de fotografías en gran parte desechadas en su día por su decidida voluntad de apartar de su camino cualquier imagen insuficientemente enfrentada al clasicismo de aquel momento, pero también muchas sorpresas reivindicadas por el paso del tiempo. Son imágenes que reconstruyen su discurso y explican el despojo de elementos que hicieron reconocible su impronta, la economía de medios trasladada al lenguaje gráfico. Imágenes sorprendentes que descubren cualidades de autor en temas diferentes, como corresponde a la demanda del oficio, y descubren el recorrido secuencial en busca de la excelencia de muchas de sus fotos, ya históricas que, en consecuencia, silenciaron el mensaje del resto, por muy expresivas que estas fueran.
El tiempo atribuye nueva vida al relato de unas imágenes que, sin desdecir su radical edición en el pasado siglo, complementan soberbiamente y explican el itinerario de su obra, certifican su impacto en la memoria colectiva y consagran la construcción de su irónica y particular mirada. Ramón Masats, consagrado, inédito y vivo.

RAMÓN MASATS, UNEDITED AND CONSECRATED.
By Chema Conesa

The best and most consecrated photographic production of Ramón Masats was concentrated in a decade in the middle of the last century. The radicality of his gaze and his graphic approaches renewed the foundations of language and affirmed Masats’s own perspective. Authorship was then born in documentary photography.

At that time, photography strived to be reality itself. The veracity attributed to the mere mechanical capture of the camera supposed an indisputable optical truth of the photographic document, however the work of the Catalan photographer made all these terms questionable statements.
Masats’s approach was not designed from rationality, it was an obstinate decision to express himself in a way, far from any influence or current of the moment. His work was an explosion of intimate sensibility in the handling of an intuitively acquired language, a superb expressive talent far removed from any academic doctrine that had a great impact on the current photographic panorama.

We need to picture a voracious Masats, recently arrived in Madrid from his native Cataluña, ready make a living from photography and stripped of all artistic pretensions, he faced commissions for Illustrated Gazette, or the Tourism Secretariat with a decision to narrate and communicate his visual awareness. Therefore today, we can see his enormous production from that decade because of a discovered wardrobe full of negatives and vintages.

These are photographs largely discarded back in the day, purposefully removed because of insufficiently quality to opposed to the classicism of that time. Surprising images that discover author’s versatility in different subjects and discover a parallel journey of photographs silenced by Masats’s historical production.

Time attributes a new life to the story of these images that complement and explain the development of his work, certify its impact on the collective memory and consecrate the construction of his ironic and peculiar gaze.

Ramón Masats, consecrated, unedited and alive.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies