RIZOMAS

Texto

El nacimiento de la fotografía supuso un cambio radical en la historia de la pintura. Los pintores realistas se encontraron con un rival mas preciso y perfecto a la hora de reproducir miméticamente la realidad. Los pintores cambiaron su forma de pintar, surgieron movimientos como  el impresionismo, el expresionismo, etc. La fotografía sustituyó a la pintura en la reproducción mimética del mundo que nos rodea; se consideró a la fotografía un medio “eminentemente objetivo” y a la nueva pintura, “eminentemente subjetiva”.

En el año 1842, Henry Fox Talbot inventó el negativo fotográfico. A diferencia de otros pioneros de la fotografía, Talbot vio en la fotografía grandes posibilidades de crear belleza, frente a la mera reproducción objetiva de la realidad. Denominó a sus fotografías Kalotypos (kalo=belleza, typo=forma). El primer Kalotypo que Talbot realizó con la técnica del negativo era la imagen  de un roble en invierno. Talbot presento las imágenes en positivo y negativo montadas en paralelo, para demostrar el proceso que acababa de inventar.

La serie de fotografías RIZOMAS juega con estos conceptos, combinando pinturas (aguadas de gouache) y fotografías de unos pequeños árboles denominados Lunaea Cervicornia, que proceden de la costa norte de la isla de Menorca. En este caso, las aguadas (pinturas subjetivas) se presentan en positivo, mientras que las fotografías (negativos al estilo radiografías objetivas) se montan en negativo, subvirtiendo así los conceptos clásicos y cuestionando la verdadera relación entre pintura y fotografía. Las aguadas y las fotografías son obras originales de José Mª de Orbe.