Los restos

Textos

Todo en naufragio eres tú

La condición humana esta definida por el naufragio, esa irrupción cruel de la naturaleza que ponía punto y final a nuestras vidas. La modernidad quiso abolir la costumbre, pensó en el catálogo completo de finales felices. Y no lo consiguió, seguimos naufragando; la diferencia, la terrible diferencia, es que ahora siempre sobrevivimos y tenemos que hacernos cargo de los restos.

Donde en el naufragio clásico las aguas que habían cubierto hasta la sombra de nuestras pestañas sólo devolvían a la playa pedacitos de la embarcación, en el naufragio posmoderno, repetido una y otra vez con aburridora insistencia, los diques de contención se llenan de objetos personales despreciados, memoria de un universo fragmentado e inútil, espejitos quebrados de lo que éramos el día de antes del acontecimiento.

Y no sabemos qué hacer con tanta huella de un yo que se calzó, se vistió y se fotografió convencido de su inmortalidad.

Clasificar, ordenar, clasificar, ordenar, clasificar, ordenar. Matamos el tiempo en la sala de espera, mientras adivinamos esa sombra en el horizonte… se avecina el próximo.

Grassa Toro