Carlos Pérez Siquier

La playa. Vintages              Blanco y negro. Vintages

Statement

Carlos Pérez Siquier (Almeria, 1930) es uno de los pioneros de la vanguardia fotográfica en España. En 1956 fundó con José María Artero el grupo Afal (Agrupación Fotográfica Almeriense) que aglutinó a una generación de excelentes fotógrafos (Terré, Maspons, Miserachs, Cualladó, Masats, Gomez, Schommer…) Entre 1956 y 1971 dedicó al barrio almeriense de la Chanca uno de sus trabajos esenciales, en blanco y negro y color, publicado en 2001 por la junta de Andalucia junto al relato de Juan Goytisolo. Con estética pop abordó en los años 70 y 80 la serie Playas, que concitó la admiración internacional. Tiene obra permanente en el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo y en numerosas colecciones nacionales y extranjeras.

Ver Curriculum

Carlos Pérez Siquier

Almería,  1930.

Es considerado uno de los pioneros de la vanguardia fotográfica en España y Premio Nacional de Fotografía en 2003. Es Académico Supernumerario de la Real Academia de Bellas Artes de Granada.

Formó parte de AFAL, Agrupación Fotográfica Almeriense) y de la revista fotográfica del mismo nombre, que sentó las bases de la nueva fotografía documental en España y aglutinó a una generación de fotógrafos como Masats, Terré, Cualladó, Ontañón, Miserachs, Paco Gómez, Schommer o Maspons.

En esa fecha realizó también su primera serie fotográfica en el barrio almeriense de La Chanca, un documento humanista que retrata gente sencilla de la calle de forma espontánea y que se convirtió en un punto de inflexión en la fotografía española.

En las obras posteriores la estética cambió y sus imágenes, ya en color, no buscan al individuo, sino fragmentos o detalles con una ironía y una construcción interna en la que prima el estilo pop. Su trabajo es un alegato subjetivo, muy moderno y personal, de sus vivencias y paisajes cotidianos.

Tiene obra en las colecciones permanentes del Museo Nacional Centro de Arte “Reina Sofía”, de las fundaciones Telefónica, La Caixa y Foto Colectania y de las colecciones Cualladó y Ordóñez-Falcó, así como en el Centro Atlántico de Arte Moderno de Las Palmas, Centro Andaluz de la Fotografía, Centro Andaluz de Arte Contemporáneo y de la Real Academia de Bellas Artes de Granada.

Como representante de la fotografía española, ha participado en varias ediciones en la Feria Internacional de Arte Contemporáneo (ARCO). Junto al Premio Nacional de Fotografía en 2003 recibió la Medalla de Oro de Andalucía , institución que lo premió además en 2005 con el Premio “Pablo Ruiz Picasso” de Artes Plásticas.

Textos

PÉREZ SIQUIER, por MARTIN PARR

“En la historia de la fotografía hay algunas imágenes tan radicales que la gente simplemente no sabe dónde situarlas. Las imágenes de playas de Carlos Pérez Siquier resultan ahora tan frescas como el día en que se tomaron, y no hay que olvidar el contexto de la fotografía contemporánea de ese momento, tanto en España como en Europa.

Por entonces, a principios de los años setenta, Europa era todavía esclava de la fotografía en blanco y negro: para los profesionales serios, el color era patrimonio del mundo de la publicidad o de las fotografías instantáneas. En Estados Unidos hubo unos primeros intentos de la fotografía en color por hacerse un hueco en los museos, con gente de la categoría de William Eggleston y Stephen Shore, pero no antes de finales de la década.

Recuerdo haberle preguntado a Carlos si conocía obras de otros artistas coloristas o si los había estudiado y su respuesta fue un categórico “no”. Su trabajo no había recibido la influencia de ningún otro profesional.

Me hubiera encantado conocer la reacción que provocaron estas imágenes en su presentación en España, pero me imagino que seguramente no suscitaron mucho entusiasmo dentro del tradicional mundo de los fotógrafos humanistas partidarios del blanco y negro. ¡Fácilmente pudieron entenderse como una herejía! El desparpajo del tema, la intensidad de los colores, todo debía parecer demasiado trivial entonces.

Me gustaría poder decir que su obra me influyó, pero lamentablemente yo todavía no había visto estas imágenes cuando empecé a fotografiar playas en color, en los últimos tiempos con el flash anular y el objetivo macro, con los que, sin yo saberlo, el lenguaje de Siquier tenía alguna coincidencia. Si recuerdo, en cambio, la primera vez que las vi, hará unos quince años, cuando detuve mis pasos para contemplarlas, aunque entonces di por hecho que se trataba de un trabajo reciente. Me sorprendió comprobar que se habían realizado a principios de los setenta.

Y aquí estamos, muchos años después, siendo ahora capaces de apreciar con mayor detenimiento estas extraordinarias imágenes.”

Martin Parr, 2013